El tiempo libre en la pareja

Mantener espacios lúdicos, de conexión e intimidad, dentro de la pareja es imprescindible para su supervivencia y funcionalidad. Es importante cuidarlos estableciendo límites y evitando que la rutina, los hijos, el trabajo o los quehaceres de casa los absorban

No se deben trivializar los momentos de risa, disfrute y complicidad, ya que al incrementar el número de interacciones positivas, estas nutren la relación y la hacen también más satistactoria.

El tipo de actividad a realizar puede variar en función de las experiencias de vida, temperamento, personalidad o preferencias de cada uno, por lo que siempre es bueno contar con un abanico amplio de posibilidades donde ambos se sientan cómodos. Dichas actividades pueden ser deportivas (bicicleta, nadar, ir al gimnasio, etc), culturales (asistir al teatro o a un concierto, ver una exposición, etc), sociales (salir a bailar, reunirse con amigos, ir a un evento, etc) o cualquier otra que pueda ser compartida en pareja, como cocinar, jugar, viajar, dar un paseo, hacer picnic en la playa, etc,

En ocasiones, debido a cambios contextuales como mudanzas o el nacimiento de un hijo, ciertas actividades de ocio que se hacían antes en pareja se relegan y se dejan de hacer. Es recomendable continuar con ellas en la medida de lo posible introduciendo algunas variaciones creativas cuando no se pueda realizar exactamente la misma actividad por alguna limitante o sustituirlas por otras similares de manera que el abanico de posibilidades no disminuya. En este sentido, probar nuevas actividades también colabora a mantener un mayor margen de maniobra y cierta frescura en la relación.

Aunque pueda parecer contradictorio, es importante además valorar el ocio que se realiza de manera individual para enriquecer la vida en pareja. Como personas independientes y autónomas necesitamos un espacio para nosotros mismos y estos espacios no solo nos ayudan a crecer, sino que a través de la distancia y añoranza ayudan a renovar el afecto que sentimos por el otro.

Existen parejas que disfrutan de hacerlo todo siempre juntos y otras en cambio que prefieren mantener una mayor distancia. Sin embargo, calibrar entre el ocio de pareja y el individual es un reto para muchas parejas cuyos miembros poseen expectativas diferentes en este aspecto. Lo fundamental es llegar a un acuerdo que integre los dos aspectos y mantener cierta flexibilidad que les permita encontrar un equilibrio entre el compartir y el respetar.

2 comentarios

Añade el tuyo →

Gracias!! Lic.Sandra Gonzalez mujer inteligente y muy Guapa!! Éxito!!Muy buena crónica a veces lo entiende uno tarde!!🌺🇲🇽

Responder a Edna Cancelar respuesta